jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós 2015!

Adiós 2015!


Te quedas atrás, y has sido bueno. El balance ha sido bueno. El regusto que me dejas es agradable, señal de que lo dulce fue más que lo amargo. 
A todo lo malo le encuentro una justificación.  Todo pasa por algo. Y de todo debemos aprender en esta vida. 
En la vida todo es movimiento. Incluso para los que abogamos por lo estable e imperecedero. Y hay que aceptar los movimientos que acaecen alrededor. 
La vida es el cauce de cada uno bien marcado, con aguas más o menos bravas, más o menos cristalinas, al que se van incorporando otros cauces con sus aguas propias. Que pueden fluir con naturalidad entre las tuyas, y quedarse para siempre; o fluir por circunstancias, con lo que acabaran tomando otros cursos con el tiempo. 
"Las aguas siempre vuelven a su cauce". Es una verdad como un templo. 
Feliz por el tiempo compartido, os deseo lo mejor ahora y siempre a los que habéis salido de mi cauce en este año. 
Apenado por los que se han marchado para siempre. Esas partidas duelen más, porque no tienen posibilidad de retorno. Y no siempre son justas. 
Ilusionado por los que habéis aparecido en estos 365 días, y ojalá sea para quedaros. 
Agradecido por un año "viajero":
Ámsterdam, gracias a David. 
Francia, gracias a Maéline.
Argentina, gracias a Fernández. Ese sentirse en casa estando tan lejos que no hay dinero que lo pague. Ese echar de menos antes de marchar. Ese eterno deseo de volver... 
Montañas, amigos, aventuras. Siempre saben a poco. Pero fueron intensas. 
Nacimientos, padres felices que aumentan la familia elegida, la de los amigos. 
Amores, que también los hubo y de los que dejan impronta para siempre. 
Todo esto deja paso a un expectante 2016. Año bisiesto dicen que es. Y aunque no tienen muy buena fama, yo auguro que será un buen año. Lo empiezo dispuesto a hacer lo posible para que así sea. 
Con ganas. Con ganas de VIVIRLO. Con ganas de encontrarte. Y de disfrutar contigo. 
Con ganas de subir muchas montañas, y deseos de tener en mi día a día, esa paz y esa calma que siento cuando las subo. 
Con ganas de seguir dos premisas que un buen amigo me mencionó un día y no han caído en saco roto: 
- No hacer nada que me aleje de la persona que quiero ser. 
- No tratar con prioridad a nadie para quien yo sea una opción.  
Amigo@s mi@s, deseo para tod@s vosotr@s, todo lo bueno que deseo para mí.
Y aprovechando una vez más la sabiduría de alrededor, me viene al recuerdo una frase que le oí a alguien muy querido no hace mucho, no sé si suya o plagiada, pero ahora la hago mía...

GRACIAS POR TANTO, Y PERDÓN POR TAN POCO.

                                                    
  Feliz 2016!

                               Resultado de imagen de feliz 2016
            



domingo, 18 de enero de 2015

Adrián Blanco. Un genio que luchó y consiguió llevar a cabo un gran sueño.

Siempre digo que debería ser rico.  Rico en dinero. En otros aspectos -más importantes- de la vida considero que ya lo soy.
Creo que sería un rico muy altruista. Si puede considerarse altruismo hacer felices a los demás para sentirse uno bien, para hacerse feliz a uno mismo. Sea como sea, tampoco es una mala manera de ir por la vida.
Pensar en poder solucionarle a alguien un problema, me aporta una satisfacción interna que no se paga con dinero.
Todos sabemos que el dinero no da la felicidad, pero también que esa frase la suelen decir aquellos que van sobrados. El que se ve apurado para llegar a final de mes, o le resulta imposible conseguir un sueño para el que se requiere un  dinero que no tiene, ¡que nos digan que el dinero no da la felicidad!. Puto dinero...
Hay, entre muchos otros,  dos temas que me sensibilizan de manera especial. Imagino que porque me siento identificado con ellos.
Uno es la gente que, naciendo en un determinado marco geográfico y social, nace con la rebeldía necesaria para ser totalmente diferente de como se podría esperar que fuera.
En mi caso, nacido en un ambiente rural, y con escasos recursos, siempre fui un "bicho raro" y tuve inquietudes atípicas en el entorno que me rodeaba. Me gustaba el cine, la música, la lectura, cuando se esperaba que debería divertirme correr por el pueblo detrás de las vacas o del balón.
El otro tema, y  que me toca especialmente la moral, es que alguien que vale y a quien le gusta hacerlo, no pueda estudiar por falta de recursos.  No debería estar permitido. Como tantas otras barbaries que pasan cada día. Y que esos que nos "gobiernan" no se preocupan en absoluto de evitar.
Todo esto, viene a cuento por el protagonista de este post.
Lo descubrí en la contra del Periódico, en un apartado dedicado a "gente corriente", que mas bien debería llamarse "gente extraordinaria", porque tienen de todo menos de corrientes.
En este caso, Adrián Blanco, un joven de 22 años, natural de Santa Coloma de Gramanet, hijo de padres currantes y en paro, y que saliéndose de la "norma", quiso estudiar piano, porque algo en su interior le decía que es lo suyo. Y así se graduó con Matrícula de Honor en la Escuela Superior de Música de Catalunya. Con esfuerzo logró reunir dinero para ir a presentarse a las pruebas de admisión para la  Manhattan School of Music de Nueva York, la más prestigiosa escuela de piano contemporáneo. Y su talento le permitió ser uno de los pocos afortunados que son aceptados.
Aquí empieza su periplo, pues necesitaba 16.000 euros para completar con la beca que la Escuela le concede, el total de la matrícula. Como no dispone del dinero, le guardan la plaza un año, y empieza su campaña para recaudarlo.
No sin antes consultarlo con sus padres, abre una página  web  en la que explica su historia y pide ayuda económica  para poder realizar su sueño. (www.adrianblancopiano.com). consigue que se hagan eco de su caso El Periódico, Tv3, y La Vanguardia.  Y ahí empiezan a aparecer esas gentes de bien que con sus aportaciones permiten lo que ni el gobierno ni los bancos fueron capaces de hacer.
Yo, desde mis mínimas posibilidades hice mi pequeña aportación, y me interesé por verlo y conocerlo personalmente. Adrián no tuvo el menos problema en compartir un par de horas de charla y café conmigo, y demostrarme así su legalidad y honestidad. Desprende el magnetismo propio de los genios.  Inmensamente agradecido a todos los que le apoyan y ayudan, cuando lo conocí le faltaban apenas cinco mil euros para alcanzar la cifra que lo separaba de su sueño.
Hoy, unos cuantos meses después de aquel café, no solo ha conseguido recaudar lo necesario, sino que ya lleva más de medio año realizando su gran ilusión.
Está claro que cuando uno cree de verdad y desde el corazón en algo, lo consigue.
Pude disfrutar de uno de los mini conciertos que nos regaló como agradecimiento a los que le apoyamos. 
Mi pereza me ha tenido hasta ahora sin subir este post que me apetecía compartir en mi blog. Él me autorizó a compartir fotos, pero prefirió que no lo hiciera con los videos que grabé. Pero además del de presentación de su web, ya tiene alguno en youtube y podréis deleitaros con su arte.  Cierto es que al ser piano contemporáneo, puedo no gustar a mucha gente. Pero aún así es indudable su talento.
Además de deseárselos, le auguro un brillante porvenir y muchos éxitos personales.  Se lo ha ganado y se lo merece.
Video presentación de la web.
Rautavaara Piano Concerto num 1, 3rd Mov. - Adrian Blanco
En La Vanguardia
En El Periódico.




miércoles, 2 de abril de 2014

Recuerda...


 William Shakespeare decía:   Siempre me siento feliz,
¿ sabes por qué ?
Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele.

Los problemas no son eternos, siempre tienen solución,
lo único que no se resuelve es la muerte. ( Que lo resuelve todo)
No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima.
Los gritos son el arma de los cobardes, de los que no tienen la razón.
Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos, y cada quien tiene lo que se merece.
Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida,
para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad,
vienen cosas muy buenas "NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA".

Por eso disfruta la vida porque es muy corta,
por eso ámala, sé feliz y siempre sonríe,
sólo vive intensamente para ti y por ti.

Recuerda:

Antes de discutir .  .  .  . Respira.
Antes de hablar .  .  .  .  Escucha.
Antes de criticar .  .  .  . Examínate
Antes de escribir.  .  .   .  Piensa
Antes de herir .  .  .     .    Siente
Antes de rendirte .  .  .  . Intenta
Antes de morir .  .  .  .  .  .  . VIVE !!

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas,
sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades.
Quien NO VALORA lo que tiene, algún día se lamentará
por haberlo perdido y quien hace mal algún día recibirá su merecido.
Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas.
Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias!
Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.

Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, "  ESTOY BIEN  ".



viernes, 1 de marzo de 2013

Es tan importante vivir el hoy y ser feliz!



Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habito, repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

Muere lentamente quien evita una pasión
Y su remolino de emociones,
Aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaidos.

Muere lentamente quien no cambia de vida cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor,
Quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos…
¡Vive hoy! - ¡Haz hoy!
¡Ariesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!



martes, 15 de enero de 2013

INDECENCIA

  Ojalá nos hagamos eco todos de estas palabras  de Arturo Pérez Reverte y empecemos a tomar medidas para poco a poco hacerles entender que estamos hasta los cojones de ellos y sus indecencias.

Me gustaría transmitirle al Gobierno pasado, al actual, y al que puede venir lo siguiente:
 TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos
 PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.
 ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.
 HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.
 INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera. INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35/40 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
 INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.
 INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)
 INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
 INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).
 INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
 INDECENTE, No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que NO se lo bajen.
INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
 INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO. Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula. ¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já. Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros. ¡¡¡ Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos !!!
 ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.
Autor: Arturo Pérez Reverte

domingo, 13 de enero de 2013

Los hijos se han dormido.

Estar en casa, ya convencido de no volver a salir y de seguir disfrutando de la tranquilidad del hogar, y que suene el teléfono y un amigo te diga que te espera en veinte minutos en la puerta de un teatro con una entrada para ti, no es algo a lo que yo sea capaz de resistirme, por mas improvisado que pueda ser. Así que me visto, cojo un taxi, y me presento incluso con tiempo de sobra en la cita. Así son mis días de especiales. Cuanto más tranquilos parece que van a ser, mas me pueden llegar a sorprender. Esto me pasó el jueves, nuevamente la sorpresa vino de la mano de uno de esos amigos que no son parte de tu día a día, pero a los que te une un aprecio especial, y recíproco. Albert Lladó. Hace meses se acordó de mi para algo parecido, y viví la gran experiencia de conocer al fin El Molino, y disfrutar de unos tangos a guitarra y bandoneón que me emocionaron muchísimo. Esta vez la propuesta, casualmente, volvía a tener relación con Argentina. La obra para la que tenía una invitación, era ni más ni menos que “Los hijos se han dormido”, versión del gran director teatral argentino Daniel Veronese, de la obra de Anton Txejov “La gaviota”. Yo había estado leyendo en el periódico que se representaba en Barcelona solo durante este finde semana, y había renunciado a verla, a pesar de las ganas, porque la economía no da para tanto... Y mira por donde la indisposición de la novia de Albert, (a la que mando un beso y deseo lo mejor, incluido que de vez en cuando se indisponga, siempre que no sea de gravedad... je je je) me brindó la oportunidad de verla gratis. Mi referencia de dirección teatral argentina era muy alta. Ni mas ni menos que Claudio Tolcachir, con “La omisión de la familia Coleman”, y me esperaba algo igual de espectacular. No fue así, tal vez porque en esta ocasión el reparto era español, con gente, casi toda, bastante conocida por series de televisión como “Aquí no hay quien viva”, “Fenómenos”, “Cuéntame”, “Motivos personales”... un elenco muy televisivo, tal vez para captar público (misión conseguida porque el teatro esta casi lleno) que a decir verdad me sorprendió para bien. Especialmente Pablo Rivero, de “Cuéntame”, que me parece, es la interpretación mejor lograda. La obra, un sinfín de enredos, de infelicidades, de reflexiones sobre el arte y la vida, y de amores no correspondidos y frustraciones, representada con una muy sencilla puesta en escena, está muy bien lograda. Hay una frase de uno de los protagonistas que resume muy bien el tema: "Soy el hombre que quiso y no pudo". Mi amigo la vió para hacer la crítica que publicó al día siguiente aqui: La Vanguardia.com. Tras la obra, regresamos hacia nuestras casas andando, con intención de regalarnos unos vinos de camino. Y la casualidad nuevamente llamó a mi puerta, para que acabáramos cenando estupendamente en un gran restaurante de una conocida, que nos recibió encantada y nos trató de maravilla. Maria, en su restaurante “El Rebost de la María”, restaurante de buena cocina, y mejor servicio, con muchos años de trayectoria. En estos tiempos de apuros económicos ofrece un menú que consta de cinco exquisitas tapas, mas un plato y bebida, por tan solo 20 euros. Muy recomendable. !Gracias por tus improvisadas invitaciones Albert!

domingo, 6 de enero de 2013

FELIZ 2013!

En contra de las supersticiones que le relegan a la lista negra de los malditos, siempre he considerado al número 13 como uno de mis favoritos. Y este año, por ser el 13 del milenio segundo, tengo el presentimiento de que va a ser un gran año para mi es muchos aspectos. Para mi y espero que para todos. El doce se fue con más pena que gloria. Con él se fue gente muy querida; unos para siempre y otros de mi lado. Para los unos el eterno recuerdo. Para los otros la eterna esperanza. Me aportó muy gratos momentos. Momentos que tal vez nada tuvieran de especial si yo nos les diera esa cualidad. Pero momentos, al fin y al cabo, que me han ayudado a tirar adelante con una sonrisa y una pequeña luz de ilusión. La que te da que soñar no solo es bueno, sino que a veces, puede dar frutos. Y que es cierto ese viejo proverbio que advierte: “Ten cuidado con lo que deseas, porque podría hacerse realidad”. Empiezo el año sin mayores propósitos. Solo pido poder seguir viviendo como vivo, aunque sea sudando la gota gorda para llegar a fin de mes. Seguir disfrutando como disfruto de mi pisito, al que me alegro mucho de haberme decidido a bajar. Seguir disfrutando de la gente, la buena gente que me rodea. Y seguir abierto a ampliar ese círculo de amistades que tantas alegrías aportan a mi día a día. Quiero seguir deseando cruzar el charco para ir a abrazar a esa parte de mi que tengo en el otro lado. Porque mientras siga deseándolo como lo deseo, sé que se hará realidad en cualquier momento. Y seguir deseando regresar a mi patria chica, a ver mis paisajes y mis paisanajes, y recargar baterías en cada viaje para afrontar esta vida, que por más que me guste y satisfaga, se desarrolla entre demasiado asfalto y ruido para ser perfecta. Me gustaría llevar un poco más al día mi blog este año. Volcarme un poco más en él, y tratar de actualizarlo con algo más de frecuencia. Como ejercicio de escritura, y a modo de “diario público-personal”. Ya veremos si soy capaz de cumplirlo. Quiero hacer referencia a las dos últimas pelis que vi el año pasado. Una española, que fue una grata sorpresa, con un argumento de intriga interesante, que termina con un inesperado desenlace. Hablo de El Cuerpo”. Y la otra, me permitió salir del cine con la satisfacción de haber visto la película del año. Cada segundo de la película es una obra de arte. Fotografía, montaje, música, todo perfecto -para mi humilde entender-. No hay nada reprochable en ella. Emoción y disfrute para los amantes del buen cine. Barrerá en los próximos Óscars!. En este caso la obra maestra es Los Miserables. Y si despedí el 2012 con buen cine, lo empecé con buen teatro. En el Teatro Almería, disfruté de las voces de Elena Gadel, Víctor Estévez, Iván Labanda y Patricia Paisal, que muy bien acompañados al piano por Xavier Torras, interpretaron el musical “Over the Moon”, sobre la vida a través de las notas de Jonathan Larson, el autor del célebre musical “Rent”. Una sencilla y cercana puesta en escena y unas buenas interpretaciones, con unas fantásticas voces. Y la otra, titulada “Algo”, en La Villarroel, en la que otros cuatro intérpretes, (Aina Clotet, Héctor Claramunt, Iván Massagué y Carmela Poch), bajo la dirección de Àlex Mañas, interpretan en tres actos tres situaciones irónicas, absurdas y divertidas de la vida. Tres búsquedas de “algo” que de sentido a sus rutinarias existencias. Muy entretenida. Así empiezo el año. “To be continued”...